Directora
Directora - página
Sra. Mónica Vásquez Villanueva, Directora.

La importancia de la Educación Inicial

El desarrollo del cerebro va evolucionando a través de redes y conexiones neuronales; considerando genes con los que el ser humano nace y la existencia de un sistema de influencias que brinda el medio ambiente, estos aportes y experiencias variadas van construyendo el cerebro y, por consiguiente, profundizando y potenciando las capacidades de ese ser en la vida adulta.

¿Dónde los niños y niñas reciben principalmente todas esas experiencias enriquecidas que favorecen su desarrollo cerebral ? La respuesta hoy en día es clara y respaldada por sólidos soportes de estudios en neurociencias, que sostienen fehacientemente que el cerebro del niño se presenta sensible a la recepción de nuevos estímulos, siendo como mencionó en décadas anteriores la reconocida Dra. María Montessori las “Mentes Absorbentes” dispuestas a ampliarse cognitivamente, pero no sólo se requiere desarrollar biológicamente al niño, sino que también el entorno social y cultural aportará con experiencias que desarrollen o dañen su cerebro.

Por ello, la educación inicial considerada de Sala Cuna , desde los 85 días a los 6 años, es esencialmente importante y fundamental para el desarrollo de destrezas básicas y complejas, y la educación preescolar puede lograr hacer una diferencia significativa y decisiva a lo largo de la vida de los niños y niñas de niveles socio económicos bajos.

En los años en que los niños asisten a sala cuna y jardines infantiles, aprenden a interactuar con otras personas ajenas a la familia, afianzando su confianza y seguridad; aprenden a comunicarse, desarrollando su autonomía, aprenden a través de la exploración y aventurándose a conocer nuevas cosas, aprenden a manipular objetos, materiales diversos y variados; realizan actividades que motivan su aprendizaje de lenguaje, matemáticas y ciencias; como también adquieren facilidad para aprender idiomas y computación, considerando la época tecnológica en la cual han nacido y crecerán; aprenden también a expresarse por medio del arte y la música, y no podemos dejar de mencionar la gran relevancia que tiene el “Juego” en la primera infancia, porque también se logran aprendizajes, los cuales pueden llegar a ser aún más “significativos”.

Por todo lo antes mencionado, y apoyada en autores como Mustard y Leseman, entre otros, puedo afirmar con absoluta convicción que el impacto de la educación temprana, siendo ésta de calidad; aumenta el coeficiente intelectual; mejora las habilidades sociales y emocionales; los niños y niñas van mejor preparados para enfrentar la Educación General Básica, disminuye la posibilidad de repitencia.

Por tanto, todas estas razones avalan la importancia de la EDUCACIÓN INICIAL, PREESCOLAR , O TEMPRANA; y la responsabilidad por tanto, de educadores, técnicos y cuidadores, como segundos agentes educativos, es de suma importancia en el futuro de ese niño o niña que está bajo nuestra responsabilidad durante los primeros años de su vida.

“EL FUTURO DE LOS NIÑOS ES SIEMPRE HOY , MAÑANA SERÁ TARDE” (Gabriela Mistral)

Mónica Vásquez Villanueva

Directora

Sala Cuna y Jardín Infantil Gota de Leche